fbpx
Navegadores recomendados Chrome, Internet Explorer y Safari
Teléfonos! 4656.6895/4469.1997

Circo Paranoico

Circo Paranoico

Nota: Nicolás Cuesta

Foto: Carlos Costa (Tio Tom)

La noche promete calor, refugio y buena música en Mr Jones, mientras el primer frío de este otoño golpea fuerte en la calle, haciendo tiritar al más desprevenido.

Es miércoles y toca una banda de rock con todas las letras, Circo Paranoico, formados por Pablo «Sarcófago» Cano, Roy Quiroga y Pablo Memi, todos ellos ex Ratones Paranoicos, más la adición de Christian Ferraro en guitarra. La esencia de la vieja banda no se perdió, esta acá, y los tenemos desplegando una catarata rock de la vieja escuela, con el sello paranoico.

El arranque se da con “Damas Negras” y de ahí en más el concierto no da respiro: “El Vampiro”, “Rainbow” y “Sucia Estrella”. La gente disfruta, se sacude y aúlla, recordando la época dorada de los Ratones y como no, haciendo algún que otro pedido a la banda.

Los músicos tocan con sentimiento esas canciones que los marcaron a fuego, desde el debut de la banda, allá por mediado de los ochentas. Se mueven a sus anchas, apoyados por el largo camino recorrido, las vivencias compartidas y la experiencia de ser parte de una de las bandas más populares de nuestro rock nacional. Su fórmula es precisa: rock directo, canciones que te encienden ese fuego en las venas.

Después de “Sucio Gas” y “Caballos de Noche”, llega una versión un más acelerada y en modo jam del “Rock del Pedazo”. Clásico de clásicos de nuestro rock nacional, no hay nadie que no haga coros en esta canción. Las guitarras suenan afiladas, se entretejen, se complementan. La batería y el bajo construyen una sólida base que se bambolea con absoluta precisión. Realmente se ve que disfrutan de tocar estos temas y de compartir escenario: las sonrisas se reparten por doquier, la pasan bien.

Y lo increíble es siguen llegando temas de esos que no podes no conocer, esos que tantas veces se cantan a viva voz. “Rock Ratón”, “Vicio” y “Boogie” (en el cual Roy se despacha con un solo increíble, muy aplaudido). La seguidilla, implacable, no da respiro para relajarse y así se llega al punto máximo de la noche.

Lo que sigue es “Colocado voy” para dar paso a “La Banda de Rock and Roll”, que suena de alguna manera emotiva con frases como “ya no quiero dejar mi banda de rock and roll…”. Sarco anuncia que se llega el momento del final, y se despachan con una furiosa versión de “Enlace”. La gente delira: no hay quien no sacuda el cuerpo y se revolea alguna que otra remera.

Parecen que se van, pero el público pide más y ellos se lo dan. El cierre es con “Ya Morí”, como si no bastará con el continuado de clásicos que tuvimos. Suena el ultimo acorde, y ahora sí, el saludo y la despedida. Los músicos se retiran con la satisfacción en sus rostros y el público no hace más que vitorear.

No quedan dudas que elegí el mejor lugar para pasar esta fría noche de abril: el público de Mr Jones hierve y el calor se expande. El rock en estado puro, el de verdad, puede generar esto. Y Circo Paranoico es un exponente claro de cómo esta música te puede calentar la sangre y hacerte vibrar de una manera memorable.

Nota: Nicolás Cuesta

 

 

Written by

La radio de Mr. Jones
00:00:00