fbpx
Navegadores recomendados Chrome, Internet Explorer y Safari
Teléfonos! 4656.6895/4469.1997

Cuatro Palos-tributo a Zeppelin

Cuatro Palos-tributo a Zeppelin

Nota: Nicolás Cuesta

Foto: Carlos Costa (Tio Tom)

La expectativa de mi parte era grande: Cuatro Palos ya se había presentado en Mr. Jones Pub unas semanas atrás y los comentarios que había recibido coincidían en casi todo: tremenda banda, un sonido poderoso, unas versiones increíbles. Y todos me repetían lo mismo: uno de los mejores tributo a Led Zeppelin que se había visto.
La noche del 22 de septiembre no solo se confirmaron todas estas premoniciones: ampliamente se cumplieron. No es fácil ponerse en los zapatos de una banda tan legendaria y poderosa como Zeppelin: no solo hay que tener calidad como músico para replicar esas canciones maravillosas, hay que tener un tremendo amor a la banda. Y Cuatro Palos cumple con todos los requisitos.

La banda formada por Daniel Cavalieri en voz, Dario Casciaro en guitarra (Adrián Barilari y JAF entre otros), Lucas Hernandez (Cuentos Borgeanos) y Martin “El Duke” en el bajo como invitado en esta oportunidad; es un grupo de amigos que hace 15 años simplemente se junta para brindarle tributo a una de las instituciones más poderosas de la historia del rock. Y realmente les sale muy bien.
Arrancan con una seguidilla tremenda del tercer disco de Zeppelin: Immigrant Song y Celebration Day dan comienzo a una noche donde el rock se iba a sentir fuerte en Mr. Jones. Canciones como Heartbreaker, Ramble On, Communication Breakdown y Black Dog no hacían más que confirmar que esa noche temblaban las paredes en el pub.

También hubo lugar para algunas rarezas: Dancing Days del álbum Houses of The Holy, un tema luminoso con la clara influencia de la música india que tanto les gustaba a Page y Plant, y como bien dijo Daniel, también alguna vez fue versionado por Stone Temple Pilots para un tributo. Y sonó The Rover, un tema que, extrañamente, Zeppelin nunca toco en vivo completo, ya que es uno de los puntos fuertes de ese gran disco que es Physical Graffiti.
Pero el punto alto estuvo a cargo de un blues rock que puso a la gente a aplaudir de manera rabiosa: en Since I’ve Been Loving You, Dario ejecuto uno de los grandes solos de la noche e hizo que Daniel pegara unos alaridos formidables, en la más que difícil tarea de ponerse en el lugar de Robert Plant. La tremenda batería de Lucas retumba de manera poderosa y junto al bajo, formaba una sólida base que hacía que el tema se eleve por los cielos. Gran versión para tan majestuoso tema.

La banda mostraba toda su pasión arriba del escenario y lo más claro es que realmente parecía estar disfrutando del momento: risas y comentarios cómplices, mostraban que la estaban pasando en grande y que disfrutaban a más no poder lo que estaban haciendo. Para el cierre se guardaron los números fuertes: Whole Lotta Love y Rock and Roll pusieron a todos los presentes a aullar y mover las cabezas al ritmo escandaloso de estos dos temas.
Y si faltaba algo más, el cierre vino de la mano de un oscuro tema del primer disco de Zeppelin, una versión de uno de los clásicos en vivo de la banda (en los 70s, las versiones de este tema en los conciertos promediaban los ¡30 minutos!): Dazed and Confused. El final perfecto para un concierto poderoso.

Ya en camarines, los muchachos de la banda comentaban lo que decíamos al principio: son un grupo de amigos que se juntan a tocar por su amor a Zeppelin, de manera algo esporádica, por sus compromisos fuera de la banda. Ojala lo sigan haciendo. Por todos los que amamos a Led Zeppelin, y por la posibilidad de seguir disfrutando de versiones explosivas, el sonido denso y apabullante de Cuatro Palos. Las paredes siguieron en pie en Mr. Jones, pero con el vaso de cerveza en la mano temblando y las expectativas cumplidas, los que estuvimos ahí podemos decir que vimos a uno de los mejores tributos a Led Zeppelin en la actualidad. Salud!

Tags:

Written by

MrJones Live