fbpx
Navegadores recomendados Chrome, Internet Explorer y Safari
Teléfonos! 4656.6895/4469.1997

JAF

Nota: Maxi Rivera

Foto: Carlos Costa (Tio Tom)

Un concierto de rock es una experiencia colectiva. No es ir a sentarse y ver a un artista como si se estuviera viendo a Marta Argerich. En un concierto de rock la gente canta, baila, aplaude e incluso entra en trance cuando suenan ciertas notas y ciertas melodías. Por eso ver a un artista de la altura de JAF en Mister Jones es todo un lujo. Secundado por Pablo Santos en el bajo, el histórico Beto Topini en la batería (quién además de haber tocado con JAF en La banda marrón, tocó nada más ni nada menos que en La Torre, la banda que lideraba Patricia Sosa en los 80) y Federico Benzotti en los teclados, el señor Juan Antonio Ferreira no sólo sigue demostrando que está intacto y que los años no han hecho mella en su manera de tocar y cantar, sino que brindó un show demoledor, un cóctel de blues, hard rock y baladas, esas que son un clásico y por las que muchos lo seguimos teniendo presente.

La noche arrancó revisitando los años noventa (su época dorada a nivel mainstream, cuando un JAF pelilargo y sex symbol sonaba hasta en la sopa) con El doctor, el que fuera el primer corte de su disco Salida de Emergencia (1991), y una versión súper extendida de Pistas candentes (1994, Hombre de Blues) que levantaron la temperatura del local que estaba sold out. Y así fueron pasando Maravillosa esta noche (con inicio a Capella), el midley entre Vodoo Child y Duro cemento, Y es mi destino el Blues, Entrar en vos (con una excelente introducción a cargo del gran Fede Benzotti en los teclados), su particular versión de La casa del sol naciente de The Animals, y un final a todo Riff (el fantasma del Pappo siempre parece estar sobrevolando dondequiera que haya rock y suenen sus canciones) con Exterminador, Dios Devorador, y Susy Cadillac de su excelente disco tributo a RIFF VII publicado en el año 2015 como celebración por el trigésimo aniversario de uno de los discos fundamentales de la banda del carpo, disco al que JAF le hizo justicia al dotarlo de un sonido bien de este siglo. Eso sí, llegaba a tocar La espada sagrada y confieso que no sé qué hubiera sido de mí.

Párrafo aparte para el Juan Antonio que entre tema y tema se pone a arpegiar melodías como la del famoso cartoon que acá conocimos como El Pájaro loco, o el que dialoga con el público haciendo gala de su verborragia, ya que se tomó su tiempo para celebrar el lanzamiento de la radio on line de Mister Jones y contar anécdotas acerca de los inicios del lugar. Tampoco faltó tiempo para los pedidos de canciones, algo habitual en sus shows más intimistas, donde se destacó el insistente pedido de una fan para que cantara Cartas Amarillas, su particular tributo a Nino Bravo incluido su disco Canciones de amor pesado (2013), un ida y vuelta que dio que hablar, ya que se su fan le endilgó que la correa de la que colgaba su hermosa Flying V Corina había sido un regalo suyo durante un show en la ciudad de Moreno, cosa que JAF terminó admitiendo. ¿Y cómo terminó la novela? El artista complació a su fan ejecutando un fragmento de la canción (“es que Nino Bravo es tan buen cantante como Rob Halford” me dijo después mientras me firmaba uno de sus discos), contó que de chico le cantaba esa canción a su madre en el patio de su casa en la ciudad de Ituzaingó y después se despidió con un medley de Whole lotta love de Zeppelin y Burn de Deep Purple. Y listo, pasada una hora y media de show, saludó y se fue derecho a descansar. La gente, como ya es costumbre cada vez que JAF toca en Mister Jones, empezó a hacer fila al pie de la escalera que lleva a los camarines para saludar y sacarse una foto con el ídolo, quien haciendo gala de una gran humildad no reniega a ese afecto para nada.

En fin, JAF en Mister Jones es uno de esos shows clásicos que no se pueden dejar de ver. Se dice que antes de fin de año habrá otro y se filmará para editar un DVD. Así que bueno, ya están avisados, no se lo pierdan.

Tags:

Written by

MrJones Live