fbpx
Navegadores recomendados Chrome, Internet Explorer y Safari
Teléfonos! 4656.6895/4469.1997

Songbook 67 by Nube 9

Songbook 67 by Nube 9

Nota: Nicolés Cuesta

Foto: Carlos Costa (Tio Tom)

La música nos invita a volar, nos transporta, nos lleva a momentos y lugares que quizás nunca visitamos, y a veces, nos transporta tal máquina de tiempo a años y momentos que no vivimos. Pero las canciones nos ponen en situación y hacen despegar nuestra imaginación, para poder a llegar a sentir algo de lo que paso allí.

1967 fue sin dudas un año clave en la cultura popular. El verano del amor, el hippismo a flor de piel, y por supuesto, la música no se quedaba afuera de ello. Tenías bandas en su pico creativo y se rompían los moldes que cambiarían historia, la industria y hasta la forma de escuchar un disco.

El sábado 11 de noviembre, Nube 9 nos transportó por un ratito a aquella época, que muchos no tuvimos la suerte de vivir. ¿Quién no hubiese querido vivir esos años donde realmente se estaba produciendo una revolución cultural? Bueno, aquella noche en Mr. Jones Pub fue una gran oportunidad para tomar conciencia de la enorme música que se creó en ese año.

La banda, con reconocida y extensa trayectoria, se plantó en el escenario a eso de las 22.30hs y empezaron directamente con el Songbook 67, que presentaron en el Instituto Di Tella semanas antes, con el público ansioso por hacer este recorrido. Abren con Happy Togheter de The Turtles, inconfundible gema pop, que se pegó con otra en ese estilo, I’m a Believer, de The Monkees. Ya entrando en calor y disfrutando de un gran sonido en escena, la banda nos lleva al movimiento hippie, cuyo epicentro fue sin dudas la agitada ciudad de San Francisco por aquellos años. Y el verano del amor se palpo con un gran tema de Scott McKenzie, justamente llamado San Francisco.

Sin duda uno de los grandes momentos de este inicio fue una gloriosa versión de Waterloo Sunset, de The Kinks, banda clave de la escena británica en los 60s, y que todos merecemos escuchar un poco más. También hubo tiempo para la psicodelia y los que editaron su álbum debut en ese año fueron ni más ni menos que los enormes Pink Floyd. Sonó, increíblemente en vivo, Arnold Layne de por la por entonces banda de Syd Barrett.

 

Pero presentemos a la banda. En bajo y voces tenemos a Fernando Blanco, que se hace cargo y saca de la galera una versión increíble de Good Vibrations de los queridos Beach Boys. Una sinfonía, un tema imposible de ser reproducido en vivo. Pero Nube 9 lo logra con creces.

Lucrecia Lopez Sanz en guitarra aporta su voz para ponerse el traje de dos grandes de aquellos años. Por un lado, toda la potencia de Aretha Franklin y una explosiva versión de Respect. Y por el otro, Grace Slick, de los fundamentales Jefferson Airplane, donde nos vuelan la peluca con Somebody to Love.

Julian Carranza nos aporta toda su vena de rock and roll desde su guitarra, tomando también el micrófono para las demoledoras versiones de Sunshine of Your Love de quizás el primer power trio de la historia, Cream. Minutos después, Julian demuestra toda su técnica y buen gusto, metiéndose con un clásico de clásicos, Foxy Lady de la Jimi Hendrix Experience, en la cual todos los presentes quedamos con la pera por el piso.

 

En los teclados y voces Juan Pablo Ezquerra conduce magistralmente canciones incipientes del rock progresivo, sinfónico, que luego se desarrollaría aún más en la siguiente década, como Night in White Satin de los Moody Blues y A Whiter Shade of Pale de Procol Harum. Es increíble el clima que se logra con estos dos temas, que te lleva directo a volar por las nubes.

Tras los parches, tenemos en esta oportunidad a Mario Agustín De Jesús González, que nos sorprende y nos deja con la boca abierta, con una soberbia interpretación de I Can See For Miles de la banda más salvaje de aquella época, los legendarios The Who.

 

Después de un corto intervalo, la segunda parte del concierto nos encontró disfrutando de las excelentes versiones de The Beatles a las que Nube 9 nos tiene acostumbrados. Pasaron hits infaltables, como She Loves You, Help, Day Tripper, In My Life. Sin dudas, los fabulosos cuatro fueron claves y excepcionalmente influyentes en aquel 1967, y no podían faltar temas como Sgt. Pepper’s, With a Little Help from My Friends, Lucy in the Sky with Diamonds y Magical Mystery Tour. Ya sobre el final, y en concordancia con el final de la carrera de los Beatles, suenan Sexy Sadie, Come Togheter, Here Comes The Sun, Get Back. Punto aparte para una perla, I Want You (She’s So Heavy), que sonó densa y pesada, con esas guitarras hipnóticas que se repiten y repiten. Uno de los picos de una noche repleta de maravillas.

 

Hasta se dieron el gusto de recordar los 30 años que se están cumpliendo del álbum solista de George Harrison, Cloud Nine, que es justamente la razón del nombre de la banda. Y se despacharon con una versión de la canción más recordada, Got My Mind Set on You, que puso a bailar a todo el público. El final llego con los bises, primero Hey Jude con coros a toda voz de cada persona que estaba allí, y el finalmente con la poderosa Birthday, a tono con el ambiente festivo con el cual terminaba la noche.

Y si, pudimos de alguna manera transportarnos a 1967 con un acompañante de lujo como Nube 9 en esta ocasión. Haciendo el repaso de este show, es increíble lo influyente, lo avanzado del arte musical en esos años. Aun hoy, 50 años después, vemos claramente sus secuelas en la escena musical de hoy en día. Con un show increíble, Nube 9 nos llevó, tal máquina del tiempo, a vivir un momento increíble y sentir algo del espíritu revolucionario de aquella época, en un viaje que solo se puede definir como de placer total.

 

 

Written by

MrJones Live